Cómo incluir la fibra en la dieta, ¿cuánta tomas al día?

A photo by Peter Wendt. unsplash.com/photos/-r5KSMkyoSc

Oímos hablar de la fibra y sus bondades pero ¿sabemos qué es? ¿cuánta cantidad debemos tomar al día? ¿cuáles son las principales fuentes de fibra? Vamos a dar respuesta a todas estas preguntas y más.

Desde una parte más técnica te contamos que la fibra es un componente vegetal que contiene polisacáridos y lignina y que es altamente resistente a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas. Esto se traduce en un mejor tránsito intestinal, lo cual contribuye a mantener limpio y sano el intestino evitando el estreñimiento y la acumulación de toxinas en el organismo.

La fibra tiene un papel fundamental en el mantenimiento de la microflora del colon y prevención del estreñimiento.

Las dietas ricas en fibra se considera que ayudan a disminuir la aparición de  diverticulosis colónica, y a controlar la diabetes mellitus, la obesidad o el cáncer de colon.

Existen diferentes tipos de fibra como:

  • La fibra soluble, atrae el agua, ralentiza el proceso digestivo y ayuda a mantener los niveles normales de colesterol en sangre. La encontraremos en alimentos como el salvado de avena, cebada, nueces, semillas, lentejas, algunas frutas y verduras.
     
  • La fibra insoluble está en el salvado de trigo, las verduras y los granos integrales. Este tipo de fibra acelera el paso de los alimentos en el estómago y en los intestinos.
     

Como ves, la fibra tiene múltiples beneficios, su consumo regular está asociado con una disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovascularesinfecciosas y respiratorias, tanto en hombres como en mujeres.

La pregunta que más nos hacemos es ¿qué alimentos son ricos en fibra? La respuesta es sencilla, las verduras son la mayor fuente de fibra. Las más ricas en este componente son la lechuga, las acelgas, las zanahorias crudas, las espinacas, las verduras tiernas cocidas, el brócoli, las alcachofas, las calabazas, las patatas, las judías verdes y los zumos de verdura como los smoothies verdes.  

También hay una gran cantidad de fibra en las legumbres y en frutos secos tales como las semillas de girasol, las almendras, los pistachos y las nueces.

Dentro de las frutas destacan las manzanas,  plátanos, melocotones, peras, mandarinas, ciruelas, higos y otras frutas deshidratadas.

Otra de las fuentes principales de fibra más importante son los cereales: el trigo y sus derivados integrales.

¿Cómo calculamos cuanta fibra tomamos al día? Descarga de forma gratuita la App CalcuFibra donde podrás ver recetas, alimentos ricos en fibra y hacer tus cálculos diarios de ingesta de fibra.  Te dejamos enlace para que descargues la versión iOs y Android.

Somos muy conscientes de la importancia de llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio, beber 2 litros de agua al día, tomar fibra… pero no siempre podemos, los ritmos de trabajo, los horarios infinitos, las responsabilidades, etc, hacen que descuidemos nuestra salud y luego, nos pasa factura.

No hay que tirar la toalla y aún nos queda un As bajo la manga. Puedes ayudarte de complementos alimenticios como la fibra vegetal líquida o en polvo. Es una buena manera de asegurarnos que tomamos el aporte diario de fibra que nuestro cuerpo necesita para ir como un reloj.

Fibras vegetales como Casenfibra funcionan muy bien ya que es apto para celiacos, personas con diabetes (no contiene azúcares añadidos) y embarazadas.

Cuenta con diferentes formatos (líquido, polvo, caramelos de goma, junior) que se adaptan a todos los miembros de la familia; lo pueden tomar niños y adultos.

 

Por último, es muy importante que diferenciemos aportes extra de fibra con laxantes. Los laxantes se pueden tomar en momentos puntuales y no se deben utilizar de manera continuada.

Cuida tu salud intestinal cada día.

 

Si tienes alguna duda, no dudes en consultar a nuestro equipo médico en DudasdeMujer.com.

Artículos relacionados